Logo Pateo.nl English Nederlands Русский Image of Terra
Français Italiano 中文
Deutsch Türkçe العربية

© Pateo.nl : Wholly Science - Johan Oldenkamp

Introducción Wholly Science Pateo TV Videos Pateo Boletines Sobre
Noticias Curso de Video Pateo Radio Libros Enlaces Web Donaciones
Eventos Sagrada Escritura TV PateoPedia Artículos Más Contacto

La Biblia Genuina

Génesis 1:1 – 2:4a

La Creación de los Cielos y la Tierra

La Biblia Colorida

1:1 Al principio Dios creó los cielos y la tierra.
2 Ahora, la tierra era invisible y sin hacer, y la oscuridad estaba en el abismo. Y el Espíritu de Dios trajo al agua.
3 Y Dios dijo: “Sea la luz.” Y hubo luz.
4 Y Dios vio que la luz era buena. Y Dios separó la luz de las tinieblas.
5 Y Dios llamó a la luz ‘día’ y a las tinieblas ‘noche’. Y se hizo de noche, y se hizo de mañana: el primer Día.
6 Y Dios dijo: “Haya un vínculo en medio del agua, y que sea para la separación entre agua y agua.” Y sucedió de esta manera:
7 Y Dios produjo el vínculo. Y Dios separó el agua que estaba debajo de la firmeza del agua sobre la firmeza.
8 Y Dios llamó a la firmeza ‘cielo’. Y Dios determinó que era correcto. Y se hizo de noche, y se hizo de mañana: el segundo Día.
9 Y Dios dijo: “Que el agua se junte debajo del cielo en una reunión, y que se vea la tierra seca.” Y sucedió de esta manera: y el agua debajo del cielo se reunió en sus reuniones, y apareció la tierra seca.
10 Y Dios llamó a lo seco ‘tierra’, y llamó a los sistemas de agua ‘mar’. Y Dios determinó que era correcto.
11 Y Dios dijo: “Que la tierra produzca alimento a partir de la hierba que siembra semilla de acuerdo a su naturaleza y semejanza, y al árbol fructífero que produce fruta cuya semilla está en ella, según la especie, en la tierra.” Y asi sucedió:
12 Y la tierra produjo alimento de la hierba que siembra semilla según su naturaleza y semejanza, y el árbol fructífero que produce fruto de la cual la semilla está allí según la especie sobre la tierra.
13 Y Dios determinó que era correcto. Y se hizo de noche, y se hizo de mañana: el tercer Día.
14 Y Dios dijo: “Nazcan: luminarias en la firmeza del cielo para dar luz sobre la tierra, para separar el día de la noche. Y que sean por señales, por estaciones, por días y por años.
15 Y que sean para la luz en la firmeza del cielo, para que brillen sobre la tierra.” Y sucedió de esta manera:
16 Y Dios hizo a los dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para dirigir el día y la lumbrera menor para dirigir la noche, y las estrellas.
17 Y Dios los puso en la firmeza del cielo, para brillar sobre la tierra,
18 y para dirigir día y noche, y para separar la luz y la oscuridad. Y Dios determinó que era correcto.
19 Y se hizo de noche, y se hizo de mañana: el cuarto Día.
20 Y Dios dijo: “Que las aguas produzcan almas vivientes que se arrastren y aves que vuelen sobre la tierra debajo de la firmeza del cielo.” Y sucedió de esta manera:
21 Y Dios hizo las grandes criaturas del agua, y todo ser rastrero de alma viviente, que trajo las aguas según su especie, y todos los alados emplumadas según su especie. Y Dios determinó que era correcto.
22 Y Dios los bendijo y dijo: “Aumentaos y multiplicaos, y llenad las aguas del mar. Y que los alados se multipliquen sobre la tierra.”
23 Y se hizo de noche, y se hizo de mañana: el quinto Día.
24 Y Dios dijo: “Deje que la tierra produzca un alma viviente según su especie: bestias de la tierra de cuatro patas, rastreras y salvajes, según su especie.” Y sucedió de esta manera:
25 Y Dios hizo a las bestias salvajes de la tierra según la especie, y las bestias de carga según la especie, y todo lo que se arrastra de la tierra según la especie. Y Dios descubrió que era bueno.
26 Y Dios dijo: “Hagamos al hombre según nuestra imagen y semejanza. Y que gobiernen sobre los peces del mar, y los alados del cielo, y el ganado, y toda la tierra, y todo lo que se arrastra sobre la tierra.”
27 Y Dios hizo al hombre. Lo hizo de acuerdo con la imagen de Dios. Varón y hembra los creo.
28 Y Dios los bendijo, y dijo: “Aumentaos y multiplicaos, y llenad la tierra, y controladla. Y gobernad sobre los peces del mar, y los alados del cielo, y todo el ganado, y toda la tierra, y todo lo que se arrastra sobre la tierra.”
29 Y Dios dijo: “He aquí, te he dado toda la hierba con semillas que está en la tierra, y cada árbol que tiene la semilla de fruta sembrada en sí misma: será alimento para ti,
30 y para todas las bestias salvajes de la tierra, y para todos los alados del cielo, y para todos los que se arrastran en la tierra, que en sí misma tiene el alma de la vida y toda la hierba verde para alimentarse.” Se hizo así.
31 Y Dios estableció todo, tanto como se hizo. Y he aquí: fue muy bueno. Y se hizo de noche, y se hizo de mañana: el sexto Día.
2:1 Y completados estaban los cielos y la tierra, y todo el cosmos era de ellos.
2 Y en el sexto Día, Dios completó las propias obras que Dios hizo. Y Dios descansó el séptimo Día de todas sus propias obras que Dios hizo.
3 Y Dios bendijo el séptimo Día y lo declaró Santo, porque en él Dios descansó de todas las obras que Dios comenzó a hacer.
4a Esta es la historia del origen de los cielos y la tierra.

 

historia siguiente


Esta primera historia del Libro del Génesis, traducida por Johan Oldenkamp, también está disponible en griego, inglés, alemán y holandés.

© Pateo.nl : Esta página se actualizó el 2020/05/20.