Logo Pateo.nl English Nederlands Русский Image of Terra
Français Italiano 中文
Deutsch Türkçe العربية

© Pateo.nl : Wholly Science - Johan Oldenkamp

Introducción Wholly Science Pateo TV Videos Pateo Boletines Sobre
Noticias Curso de Video Pateo Radio Libros Enlaces Web Donaciones
Eventos Sagrada Escritura TV PateoPedia Artículos Más Contacto

El misterio de la concienciación total

De acuerdo con mi interpretación de los nueve calendarios de la creación de los mayas (que colectivamente llamamos Tzol'tun), nos encontramos exactamente en el centro de la onda de concienciación total. La primera mitad de esta onda de creación centrada en el desarrollo de nuestra visión de la conciencia de la total. En la segunda mitad se desplaza este énfasis para interpretar esta visión en la practica.

En realidad quiero compartir este articulo sobre mi interpretación de lo que la conciencia. Para mí la concienciación total se basa en tres valores fundamentales:

Plenitud del amor

¿Qué es el amor? Creo que es esencial definir con mucha precisión qué es el amor, y así entender lo que no lo es. El amor es siempre incondicional. Una vez que las condiciones se unen para dar el amor este se convierte en un negocio, y no se ama. El amor puro es todo acerca de dar sin recibir nada a cambio. El acto amoroso en sí refuerza la conciencia de amor de aquel que lo da. Amar incondicionalmente es la primera llave para la concienciación total.

Gratitud

Así como dar amor incondicional equivale a darlo sin esperar nada, se reduce el recibirlo del mismo modo. Recibiendo con gratitud. Esto significa que recibimos todo con los brazos abiertos, independientemente de la experiencia, tanto las situaciones positivas como negativas. Al tener situaciones positivas incondicionalmente, podemos disfrutar aún más de ellas. Y cuando son negativas nos concedemos la oportunidad de aprender de ellas incondicionalmente. Quién inicialmente experimenta como negativo el recibir un regalos de agradecimiento, se da cuenta que este a menudo tiene mucho más valor que lo experimentamos en primera instancia. Sincero agradecimiento acepta todo lo que podemos encontrar en nuestro camino y es la segunda llave para la concienciación total.

La positividad

La tercera llave para la concienciación total es una actitud positiva en la vida. Por lo cual, nos centramos en lo que queremos fortalecer. Nuestra atención actúa como un promotor del crecimiento energético. Esto no significa que debamos cerrar los ojos ante lo que se percibe como algo negativo. Hay una diferencia esencial entre la posibilidad ingenua, evitando negatividad, y la positividad informada, en la cual lo negativo tiene tanto derecho a existir como lo positivo. O algo que es positivo puede considerarse negativo influenciando la conciencia de aquel que lo experimente, en un momento y lugar específico. Lo que para uno puede ser una experiencia muy positiva, puede tener una carga negativa para otro. Acerquemonos por respeto a aquellos que no quieren centrarse en la lucha contra la negatividad. La tercera llave para la concienciación total se reduce a promover sólo lo que se percibe como algo positivo y sin perjuicio para todo lo demás.

Las tres llaves en la práctica

¿Qué dificultades podemos tener ahora, cuando todo es incondicional, dar o recibir y continuar promoviendo sólo lo que es positivo? Mi experiencia es que esto no es tan simple como parece. Para mí no lo es en cualquier caso. También me resulta mucho más fácil el notar cuando estas llaves han sido perdidas por otras personas, que notarlo en mí mismo. Así que creo, que este salto final a la conciencia no puede ser individual, así como el salto anterior, del poder a la conciencia. El salto al nivel de la concienciación total solo podemos hacerlo juntos. Si vemos que alguien ha perdido una de estas llaves, se la devolvemos con amor. Y si alguien está tratando devolvernos una llave que perdimos, hemos recibirla con agradecimiento.

Cielo y el Infierno

Una imagen sorprendente para mí del infierno es una mesa llena de platos deliciosos a la cual hay personas sentadas que no pueden doblar sus brazos, por lo cual no son capaces de llevarse la comida a la boca, y por lo tanto mueren de hambre. En el cielo tenemos exactamente la misma situación, pero en esta ocasión estas personas alimentan unos a los otros.

Nuestro salto hacia la conciencia colectiva y a la integridad transforma este infierno demoníaco en un cielo divino. Lo único que tenemos que hacer es tomar estas tres llaves de corazón, amarnos, respetarnos mutuamente y ayudar cuando alguien ha perdido una de estas llaves. ¿Estamos preparados lo suficiente como para llevar esto a la práctica diaria? Es una cuestión sólo de hacerlo y experimentar lo que es.


Este artículo fue escrito el 27 de marzo 2012 por el científico universal y maestro espiritual Johan Oldenkamp de Pateo.nl.

© Pateo.nl : Esta página se actualizó el 2017/01/22.